DESCARGA LA GUÍA GRATIS

Si hiciéramos todo lo que somos capaces de hacer...

El problema no es tener sueños tan grandes que no los alcancemos, sino soñar tan pequeño, alcanzar esos sueños y nunca vivir al máximo de nuestro potencial.

Alguna vez en un taller, platicando sobre idiomas, una mujer argumentó que ella ya no podría aprender ninguno porque su amiga neuróloga le dijo que después de los 50 años, era casi imposible hacerlo.

Algo totalmente cierto... ¡para ella! Pero ¿qué hubiera pasado si su amiga le hubiera dicho todo lo contrario? ¿que después de los 50 era mucho más fácil aprender a hablar otro idioma? La actitud de esta mujer habría sido muy diferente, y tal vez se hubiera aventado a tomar clases de alemán o francés. Pero no lo hizo, ni lo hará, porque cree que no puede hacerlo.

Lo mismo nos pasa al no emprender un negocio haciendo lo que nos apasiona, pues creemos...

  • Que ya no tenemos edad para arriesgarnos...
  • Que nos falta experiencia...
  • Que debemos jugar a la segura...
  • Que se necesita dinero...
  • Que la economía no está para emprender...
  • Que es difícil...

El punto de todo esto, es darnos cuenta que nosotros mismos, a través de nuestro sistema de creencias, nos limitamos en lo que podemos lograr, y si lo hiciéramos, como dice la frase de Thomas A. Edison, nos sorprenderíamos de todo lo que podemos lograr.

¿Alguna vez has logrado o hecho algo que parecía imposible? ¿Te estás limitando a través de tus creencias para iniciar tu negocio haciendo lo que te apasiona?

Marco Ayuso

Test de la Pasión

Mis Primeros $10000

Blog/Podcast

Conferencias

Login

Quién soy

Contacto

Privacidad

T&C

DESCARGA LA GUÍA