Oficina en casa - 16 cosas que he aprendido en 8 años

Uncategorized Aug 29, 2012

Para mí, la ventaja más grande de dedicarme a lo que me apasiona, es que puedo hacerlo desde donde yo quiera. Desde el 2004 que emprendí mi primer negocio, uno de mis objetivos ha sido que mi trabajo me dé la libertad de decidir en qué momentos trabajo como tal, y desde dónde lo hago. Mi lugar preferido: mi casa

En el 2006 se me presentó la oportunidad de regresar al mundo corporativo en una gran empresa, y la tomé. Seis meses más tarde mi vida era miserable, entre muchas otras cosas, porque me la vivía encerrado en una oficina sin luz natural, por cerca de 10 horas al día.

Trabajar desde casa no es siempre color de rosa

Pero trabajar desde casa no es siempre color de rosa. Tienes sus pros y sus contras, y especialmente al principio, cuesta trabajo adaptarse. Después de haberlo hecho por casi 8 años, he aprendido formas en las que puedo sacarle mayor provecho a esta libertad. Espero te sirvan:

1. Designa un lugar especifico como tu oficina. En mi caso, tengo 3: mi oficina como tal, donde está mi escritorio y donde recibo a clientes. El comedor, cuando quiero dedicarme a escribir, y la sala de T.V. cuando hay alguno de los 4 torneos de Grand Slam (tennis).

2. Pon límites con amigos, familiares, clientes y proveedores. Muchos creen que trabajar por tu cuenta y hacerlo desde casa, significa que pueden contactarte cuando quieran sólo porque sí. Pon límites, no contestes a los amigos en horas de trabajo y no caigas en la tentación de responder a clientes y proveedores en días y horas no adecuados.

3. Establece días y horarios de tres tipos: trabajo, estrategia y diversión. Trabajo para lo que yo llamo la talacha, es decir, todo lo que haces como tal en tu profesión. Estrategia es para planear hacia dónde vas, analizar, tomar decisiones. Diversión, porque es básico desconectarte, aún y cuando te apasiona tu trabajo.

4. Separa los gastos de casa y oficina. Si puedes hacerlo desde un inicio, define cuánto va a aportar tu negocio a los gastos de la casa: luz, agua, teléfono, internet, gas, mantenimiento, etc. Es lo justo, es sano y te va a evitar problemas con tu familia.

5. No digas “no tengo oficina” a tus clientes o proveedores. Tener un “home-office” cada vez es más aceptado, (y mi teoría es que incluso genera envidia) y es mucho más profesional decir "tengo oficina en casa" a decir "no tengo oficina".

6. Aclara horarios de atención. Va dentro de los límites, pero he aprendido que es mejor aclarar en qué días y horarios pueden encontrarte en tu "trabajo". No te preocupes, no estás dando un mal servicio, le estás dando profesionalismo a lo que haces.

7. Aprovecha la tecnología. He trabajado mucho para que mi negocio esté donde está mi laptop y mi iphone. Soy fan de la tecnología e invierto en ella porque sé que significa libertad.

8. Apaga la T.V. y aléjate de la cocina. La clave de trabajar en casa es ser lo más productivo posible. La televisión y la cocina suelen ser grandes distracciones, ten cuidado.

9. Aguas con los Medios Sociales. Los medios sociales son esenciales para monetizar tu pasión, pero también pueden ser una gran pérdida de tiempo si no sabes administrarte. Participa en ellos con conciencia y con la mentalidad de que son una herramienta de negocios.

10. Que lo primero que hagas en el día no sea revisar tu email. Dedica las primeras horas del día a lo más importante, a lo que te genera ingresos, y deja el mail para más adelante. Incluso, te reto a que sólo cheques tu correo un par de veces al día. Si es algo urgente, encontrarán la manera de contactarte.

11. Adiós a los amontonamientos y desorden. Un escritorio desordenado es el reflejo de una mente desordenada.

12. Mantén la chamba fuera de la recámara. A mí me dijeron que la recámara es para dormir y para….:). Es cierto.

13. Desconéctate al menos 2 días a la semana. Haz todo lo posible por no prender tu computadora o trabajar al menos un par de días cada semana. Ya que mi esposa trabaja sábados y domingos, acordamos que nuestro "fin de semana" sea lunes y martes.

14. Come bien y haz ejercicio. IMPORTANTÍSIMO para estar al 100% en tu negocio-pasión.

15. Vístete y arréglate como si fueras a salir. Como te ves te sientes. Cuida no caer en la tentación de quedarte en pijama todo el día.

16. Cambia de ambiente de vez en cuando. Cuando empiezo a atorarme, sé que es momento de trabajar en otro lugar, y suelo irme un par de días a algún Starbucks. Más que suficiente para reconectarme y seguir siendo productivo.

Al final, hacer lo que te apasiona como negocio significa que tomes el control de cómo armas tu vida. Trabajar desde casa es increíble, y al mismo tiempo un gran reto, pero me atrevo a decir que una vez que lo pruebas, es difícil volver a una oficina tradicional.

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.